Palau del Reial, Regne de València - Sede de la Administración del Reyno
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Estatuto de Cortes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Nicolino
avatar

Mensajes : 1226
Fecha de inscripción : 24/12/2011
Localización : Játiva, Reino de Valencia

MensajeTema: Estatuto de Cortes   Jue Ene 03, 2013 7:32 pm

Citación :
    ESTATUTOS DE LAS CORTES DE VALENCIA

    Nos, las Cortes de Valencia, máximo órgano legislativo del Reyno, reformamos este Estatuto concedido por el Rey Anzo I, teniendo a partir de ahora rango de ley Foral:

    Ríjase por este Estatuto la institución, que desde años ha sirve como reunión de los representantes del pueblo valenciano, sus estamentos, clero, nobleza y universades, para dar leyes, pedir tributos, recoger peticiones y resolver agravios.

    Invocando la protección de Dios, fuente de toda razón y justicia, otorgamos este Estatuto a las Cortes del Reino de Valencia, y si algún día alguien quebrare lo que por voluntad nuestra hemos establecido, que Dios y Valencia se lo reclamen.


    Título I: Generalidades

    Artículo 1.- Las Cortes de Valencia son el máximo órgano legislativo del Reino.
    En él confluyen los tres estamentos representativos del Reino, para reglamentar, reformar, deliberar y tomar decisiones concernientes al Reino en general, aprobarlas con caracter normativo, y sancionar propuestas de sus distintos Brazos.

    Las Cortes podrán legislar por propia iniciativa. Existen otras instituciones facultadas para legislar siempre y cuando no repercuta en perjuicio de las atribuciones de las Cortes.

    Art. 2.- Cualquier Síndico o representante ordinario, contará únicamente con un voto, y podrá ocupar solo un escaño, no pudiendo asumir una doble labor representativa en más de un brazo y tampoco podrá delegar sus facultades en un tercero que actúe como representante.

    Título II: De los Síndicos

    Art. 1.- Los Síndicos son los representantes de los tres estamentos. Tienen voz y voto, han de residir, de hecho y de derecho, en el Reino de Valencia.

    Art. 2.- Los tres brazos, estados o estamentos son los siguientes:

    ☩ Brazo Eclesiástico, representante de la Iglesia Aristotélica.
    ☩ Brazo Militar, representante de la Nobleza.
    ☩ Brazo Real, representante de las villas y ciudades del Reino.

    Art. 3.- Los Síndicos del Brazo Eclesiástico serán elegidos por la Asamblea Episcopal Hispánica de la Iglesia Aristotélica, Universal y Romana por el método que ellos determinen, y en número de tres. La resolución de la Asamblea en la que comuniquen el nombre de los Síndicos deberá ser enviada a la Secretaría de Cortes.

    Art. 4.- Los Síndicos del Brazo Militar serán elegidos por la Corte de Ricos Hombres, Barones y Caballeros, compuesta por la nobleza de título y residencia valencianos, mediante el procedimiento que sus Estatutos indiquen, y en número de tres. La resolución de la Corte en la que comuniquen el nombre de los Síndicos deberá ser enviada a la Secretaría de las Cortes.

    Art. 5.- Los Síndicos del Brazo Real serán elegidos de entre los residentes de su población que opten por presentarse, mediante el procedimiento y con las condiciones que siguen, y en número de uno por urbe del Reino:

    ☩ Se habilitará una sala para la presentación de candidaturas que serán recogidas por el Secretario nombrado por designación real para tal función. En dicha sala se informará sobre los requisitos de los candidatos y votantes, el plazo de presentación de candidaturas, el de votaciones y cualquier otro dato de interés.
    ☩ Podrán aspirar a una Sindicatura por el Brazo Real todos aquellos habitantes de la ciudad o villa que quieran representar debiendo antes haber demostrado su efectiva residencia en tal urbe. No podrán presentarse aquellos juzgados y condenados como traidores al Reino.
    ☩ Tendrán voto respecto a los Síndicos del Brazo Real de la ciudad o villa todos aquellos habitantes de la misma, sin importar condición.
    ☩ La votación se realizará a viva voz en la misma sala y en la fecha prevista, siendo potestad y deber del Secretario designado el tener que verificar que los votantes cumplen con los requisitos solicitados. Todo voto fuera de este marco será declarado nulo.
    ☩ El Secretario, según marque el plazo, cerrará las urnas y contará los votos, declarando al ganador de los comicios y remitiendo copia íntegra del acta a la Secretaría de las Cortes.
    ☩ En caso de producirse un empate se realizará una nueva votación entre los que hubieran obtenido mismo número de votos en primer lugar, si no se resolviera será declarado ganador quien mayor reputación tenga y, en caso de ser igual, el que conste con una fecha de nacimiento más antigua.

    Art. 6.- Son causas de cese las siguientes:
    ☩ Propia voluntad comunicada a la Secretaría de Cortes.
    ☩ Incomparecencia injustificada a una de las votaciones.
    ☩ Incomparecencia a dos votaciones.
    ☩ Pérdida de alguna de las condiciones o requisitos exigidos para su elección.
    ☩ Inactividad en los debates, falta de participación manifiesta o reiterada. En tal caso, apreciada por el Secretario designado podrá recomendar su cese al pleno, que decidirá sobre la cuestión.

    Art. 7.- Todo Síndico que sea cesado será sustituido por un nuevo representante del brazo según prescriben los artículos 3, 4 y 5 de la presente y cuyo mandato vendría a complementar el de su antecesor.

    Título III: De los asistentes y el personal

    Art. 1.- Los asistentes son representantes de distintas instituciones o gentes llamadas por las Cortes para un fin concreto. El personal de las Cortes trabaja para las mismas. Carecen de derecho a voto, a excepción de aquellos que ostentaran por su cuenta sindicatura alguna. Sus funciones en y para las Cortes vienen definidas a continuación.

    Art. 2.- El Justicia Mayor, acudirá a las Cortes como experto en leyes. Su labor en las Cortes es consultiva y ha de limitarse a la legalidad de las propuestas. En caso de vacío legal, o situaciones que requieran ser clarificadas, el será quién dictamine una resolución para resolver el conflicto, siendo esta sentencia definitiva e inapelable.

    Art. 3.- El Portavoz del Gobierno, o un representante del mismo elegido por el Consejo, será el nexo con la Generalidad. Su labor en las Cortes será la exposición, explicación y defensa de las propuestas de la Generalidad.

    Art. 4.- El Secretario de las Cortes es nombrado por el pleno de las mismas, realizando sus funciones el convocante de las Cortes, y su labor será la convocatoria de elecciones a los diferentes Brazos, la presentación de los candidatos al público, el recuento de votos y el resultado de los mismos, la configuración del orden del día de las Cortes, entre otras atribuciones.

    También será su función el poner en común las propuestas realizadas por el pueblo, cumpliendo las funciones otrora asignadas al Juez de Greuges.

    Art 5.- El Heraldo Mayor acudirá a las Cortes como experto en términos nobiliarios. Su labor es consultiva y ha de limitarse a la legalidad de las propuestas con respecto a ese área, así cómo actuará de emisario de la Corte de los Ricos Hombres.

    Titulo IV: Duración y Presidencia de las Cortes.

    Art. 1.-Podrán convocar las Cortes el Rey, el Arzobispo de Valencia, la Corte de los Ricos Hombres Barones y Caballeros, así cómo el Gobernador.

    Art. 2.- Recaerá el arbitrio de las Cortes como Presidente sobre la figura real, siendo el Monarca quién de comienzo a las sesiones formalmente y goce de voto de calidad. En caso de ausencia sin tener Regente que le reemplace, las Cortes habrán de elegir un Presidente por votación.

    Art. 3.- Se podrán celebrar Cortes tres veces al año, pero no existiendo ningún intervalo estipulado entre las mismas. Serán convocadas cuando haya alguna razón o reforma a tratar, y una vez concluidas sus sesiones y resulta toda cuestión que fuera objeto de la convocatoria, se disolverán.

    Art. 4.- En caso de manifestarse una situación extraordinaria, y hallarse imposibilitados de convocar Cortes los tres anteriormente dichos, cualquier integrante de la Alta Nobleza podrá convocar las Cortes, pasando a ser Presidente y Secretario hasta la elección de uno en Cortes.

    Título V: Del Desarrollo de las Sesiones.

    Art. 1.- En cada periodo se desarrollarán cuantas sesiones correspondan según la cantidad de temas a tratar.

    Art. 2.- Esta será la forma en la que se desarrollarán las sesiones:

    ☩ Para cada sesión el Secretario de las Cortes emitirá una convocatoria que deberá fijar obligatoriamente la fecha de inicio de la sesión y el plazo de remisión de propuestas de los Síndicos, del Secretario Real y el Portavoz del Gobierno para elaborar el Orden del Día de la Sesión, debiendo convocarse mediante correo a cada uno de los Síndicos.

    ☩ Una vez elaborado y cerrado el Orden del Día, el Secretario de las Cortes lo publicará en la sede de las Cortes. Desde ese momento, sólo podrá modificarse por acuerdo de la mayoría absoluta de los Síndicos.

    ☩ El Rey o el Presidente, abrirá entonces la Sesión dando paso a los debates en la secuencia establecida en el Orden del Día. Los debates se iniciarán por el promotor de cada propuesta y se seguirá el debate por otorgación de palabra a cada uno de los intervinientes por la Presidencia. Durante los debates, el Rey o el Presidente mantendrán la armonía de las intervenciones y velará por el cumplimiento del Orden del día de la sesión, pudiendo establecer las medidas sancionadoras pertinentes a quien altere el orden.

    ☩ Una vez cerrado el debate y presentadas las propuestas definitivas se celebrará la votación, siendo llamados uno a uno los Síndicos. Las propuestas serán promulgadas por el Presidente de las Cortes en caso de que se alcanzara la cantidad de votos estipulada por el Fuero, tomando vigencia en aquel acto la ley en sí. En caso contrario, volverán a ser revisadas.

    Art. 3.- Las Cortes se disolverán al final de cada periodo de sesiones según lo ut supra establecido, cesando los Síndicos en su condición y concluyendo con las sesiones hasta que vuelvan a ser convocadas.


_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nicolino
avatar

Mensajes : 1226
Fecha de inscripción : 24/12/2011
Localización : Játiva, Reino de Valencia

MensajeTema: Re: Estatuto de Cortes   Mar Mar 14, 2017 11:50 pm

Citación :
ESTATUTOS DE LAS CORTES DE VALENCIA

Nos, las Cortes de Valencia, máximo órgano legislativo del Reyno, reformamos este Estatuto concedido por el Rey Anzo I, teniendo a partir de ahora rango de ley Foral:

Ríjase por este Estatuto la institución, que desde años ha sirve como reunión de los representantes del pueblo valenciano, sus estamentos, clero, nobleza y universidades, para dar leyes, pedir tributos, recoger peticiones y resolver agravios.

Invocando la protección de Dios, fuente de toda razón y justicia, otorgamos este Estatuto a las Cortes del Reino de Valencia, y si algún día alguien quebrare lo que por voluntad nuestra hemos establecido, que Dios y Valencia se lo reclamen.

Título I: Generalidades

Art. 1.- Las Cortes de Valencia son el máximo órgano legislativo del Reino. En él confluyen los tres estamentos representativos del Reino, para reglamentar, reformar, deliberar y tomar decisiones concernientes al Reino en general, aprobarlas con carácter normativo, y sancionar propuestas de sus distintos Brazos.

Art. 2.-Podrán convocar las Cortes en el siguiente orden el Rey, el Arzobispo de Valencia, la Corte de los Ricos Hombres Barones y Caballeros, así cómo el Gobernador, a petición de los miembros del Gobierno o propia.

Art. 3.- Las Cortes serán convocadas cuando exista alguna razón o reforma a tratar, y una vez concluidas sus sesiones y resuelta toda cuestión que fuera objeto de la convocatoria, se disolverán.

Art. 4.- En caso de manifestarse una situación extraordinaria, y hallarse imposibilitados de convocar Cortes los tres anteriormente dichos, cualquier integrante de la Alta Nobleza podrá convocar las Cortes, a petición de las personas o organismos previstos en el art.1 del Título IV.

Art. 5.- Las Cortes podrán legislar por propia iniciativa. Existen otras instituciones facultadas para legislar, de acuerdo con los Fueros.

Art. 6.- La Cortes elabora y aprueba su propio estatuto, define su organización, funcionamiento además de regular los procedimientos.

Art. 7.- Cualquier Síndico o representante ordinario, contará únicamente con un voto, y podrá ocupar solo un escaño, no pudiendo asumir una doble labor representativa en más de un brazo y tampoco podrá delegar sus facultades en un tercero que actúe como representante.


Título II: De los Síndicos

Art. 1.- Los Síndicos son los representantes de los tres estamentos. Tienen voz y voto, han de residir, de hecho y de derecho, en el Reino de Valencia.

Art. 2.- Los tres brazos, estados o estamentos son los siguientes:

1.- Brazo Eclesiástico, representante de la Iglesia Aristotélica.
2.- Brazo Noble, representante de la Nobleza.
3.- Brazo Real, representante de las villas y ciudades del Reino.

Art. 3.- Los Síndicos del Brazo Eclesiástico serán elegidos por la Asamblea Episcopal Hispánica de la Iglesia Aristotélica, Universal y Romana por el método que ellos determinen, y en número de tres. La resolución de la Asamblea en la que comuniquen el nombre de los Síndicos deberá ser enviada al convocante de Cortes.

Art. 4.- Los Síndicos del Brazo Noble serán elegidos por la Corte de Ricos Hombres, Barones y Caballeros, compuesta por la nobleza de título y residencia valencianos, mediante el procedimiento que sus Estatutos indiquen, y en número de tres. Dicha resolución se enviará al convocante de Cortes.

Art. 5.- Los Síndicos del Brazo Real serán elegidos de entre los residentes de su población que opten por presentarse, mediante el procedimiento y con las condiciones que siguen, y en número de uno por urbe del Reino:

1.- Se habilitará una sala para la presentación de candidaturas que serán recogidas por el convocante de las Cortes. En dicha sala se informará sobre los requisitos de los candidatos y votantes, el plazo de presentación de candidaturas, el de votaciones y cualquier otro dato de interés.

2.- Podrán aspirar a una Sindicatura por el Brazo Real todos aquellos habitantes de la ciudad o villa que quieran representar debiendo antes haber demostrado su efectiva residencia en tal urbe, su condición de artesano y su activa participación pública que lo faculte para representar a la ciudad [FRP: 50 posts, rango superior a azul y nivel 5 en adelante]. No podrán presentarse aquellos juzgados y condenados como traidores al Reino.

3.- Tendrán voto respecto a los Síndicos del Brazo Real de la ciudad o villa todos aquellos habitantes de la misma, que cumplan con los siguientes requisitos.

a) Participación pública y social continua y demostrable durante los últimos tres meses anteriores a la publicación del llamado a cortes. Asimismo, habrán de ostentar el mínimo rango social de Artesano para votar.[FRP: 100 posts, rango superior a azul y nivel 5 en adelante]

b) La votación se realizará a viva voz en la misma sala y en la fecha prevista, siendo potestad y deber del convocante el tener que verificar que los votantes cumplen con los requisitos solicitados. Todo voto fuera de este marco será declarado nulo.

c) El convocante, según marque el plazo, cerrará las urnas y contará los votos, declarando al ganador de los comicios.

d) En caso de producirse un empate se realizará una nueva votación entre los que hubieran obtenido mismo número de votos en primer lugar, si no se resolviera será declarado ganador quien mayor reputación tenga y, en caso de ser igual, el que conste con una fecha de nacimiento más antigua.

Art. 6.- Son causas de cese las siguientes:
1.- Propia voluntad comunicada al Presidente de Cortes.
2.- Incomparecencia a dos votaciones.
3.- Pérdida de alguna de las condiciones o requisitos exigidos para su elección.
4.- Inactividad en los debates, falta de participación manifiesta o reiterada. En tal caso, apreciada por el Presidente podrá recomendar su cese al pleno, que decidirá sobre la cuestión y deberá ser aprobado por mayoría absoluta.

Art. 7.- Todo Síndico que sea cesado será sustituido por un nuevo representante del brazo según prescriben los artículos 3, 4 y 5 de la presente y cuyo mandato vendría a complementar el de su antecesor. Si un síndico fuere cesado en período de discusión o votación, quedarán anulados los plazos previamente establecidos y el Presidente marcará unos nuevos para facilitar la incorporación y la participación del nuevo síndico.

Título III: De los asistentes y el personal

Art. 1.- Los asistentes son representantes de distintas instituciones o gentes que, llamadas por las Cortes para un fin concreto, asesoran a los síndicos sobre la materia en que ellos son especialistas o tienen una información crucial para el desarrollo de alguna sesión. El Presidente, siempre a petición de la mayoría de los Síndicos presentes en el tema a tratar, será el encargado de comunicarse con ellos para hacer efectiva su presencia en la sala. Estos asistentes carecen de derecho a voto, a excepción de aquellos que ostentaran por su cuenta sindicatura alguna. Sus funciones en y para las Cortes vienen definidas a continuación. Pueden ser asistentes:

a) El Justicia Mayor, acudirá a las Cortes como experto en leyes. Su labor en las Cortes es consultiva y ha de limitarse a la legalidad de las propuestas.

b) El Portavoz del Gobierno, o un representante del mismo elegido por el Consejo, será el nexo con la Generalidad. Su labor en las Cortes será la exposición, explicación y defensa de las propuestas de la Generalidad.

c) El Heraldo Mayor acudirá a las Cortes como experto en términos nobiliarios. Su labor es consultiva y ha de limitarse a la legalidad de las propuestas con respecto a esa área, así cómo actuará de emisario de la Corte de los Ricos Hombres.

Art. 2.- Recaerá el arbitrio de las Cortes como Presidente sobre la figura real, siendo el Monarca quién de comienzo a las sesiones formalmente y goce de voto de calidad. En caso de ausencia sin tener Regente que le reemplace será el Canciller Real el encargado de asumir sus deberes y responsabilidades, por lo tanto podrá éste ejercer la presidencia y gozar del voto de calidad en caso necesario.

Entre sus funciones estará moderar el debate, la presentación de los candidatos al público, el recuento de votos y el resultado de los mismos, la configuración del orden del día de las Cortes, entre otras atribuciones.

Título IV: Del Desarrollo de las Sesiones.

Art. 1.- En cada periodo se desarrollarán cuantas sesiones correspondan según la cantidad de temas a tratar.

Art. 2.- Esta será la forma en la que se desarrollarán las sesiones:

1.- El Presidente fijará los temas a tratar en las Cortes, que incluirán aquellas reformas o propuestas por las que fueran convocadas, más las propuestas de los Síndicos, y aquellos que pudieran ser añadidos posteriormente. Con los mismos, se organizará una Orden del Día, cuyos puntos serán tratados en diferentes Sesiones.

2.- En cada sesión, al iniciar la misma, el Presidente definirá de acuerdo a estos Estatutos el plazo de debate y el de votación. A partir de ese momento, solo podrá modificarse en caso de necesidad por acuerdo de la mayoría absoluta de síndicos, y teniendo en cuenta el art 7 del título II si se diere tal caso.

3.- El Presidente, abrirá entonces la Sesión presentando el tema de discusión y dando paso a los debates en la secuencia establecida. Durante los debates, el Rey o el Presidente mantendrán la armonía de las intervenciones y actuará como moderador además de velar por el cumplimiento del Orden del día de la sesión, pudiendo establecer las medidas sancionadoras pertinentes a quien altere el orden.

4.- La duración del debate deberá ser ajustada al tema y tiempo disponibles. En cualquier caso no será inferior a 10 días ni superior a 20 y deberá estar estipulada en la Orden del Día de la Sesión pertinente. Las propuestas respecto a las leyes, deberán realizarse en dicho plazo.

5.- La votación se realizará entre los textos finales de las mismas. El Presidente recogerá todas las propuestas presentadas por los síndicos y las presentará a votación al día siguiente del cierre de la discusión pudiendo incluir, si lo cree conveniente, alguna que recoja distintos aspectos de lo debatido durante el periodo de discusión.

6.- La votación tendrá una duración de 2 a 5 días al cierre de la discusión. El mismo será indicado al iniciar la sesión.

7.- Las votaciones se considerarán aceptadas cuando se alcancen las mayorías previstas por los Fueros según cada caso. En caso de lograrse dichas mayorías, la propuesta se considera aprobada y será promulgada por el Presidente. En caso de no alcanzarse dicha mayoría, pero no existir tampoco una mayoría de votos contrarios a la misma, podrá debatirse la misma nuevamente y someterla a una segunda votación.

Art. 3.- Las Cortes se disolverán al final de cada periodo de sesiones según lo ut supra establecido, cesando los Síndicos en su condición y concluyendo con las sesiones hasta que vuelvan a ser convocadas.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

Estatuto de Cortes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» Composición de las Cortes de Aragón
» Proyecto de Estatuto de Autonomía de Castilla y León (Gobierno)
» Sesión plenaria nº 1.- Elaboración y aprobación del Estatuto de Autonomía
» Cortes de Pelo
» [GPP] Proposición de Ley de Reforma del Estatuto de Autonomía para la limitación de mandatos al Presidente de la Comunidad de Madrid

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Palau Reial de València :: Los Archivos :: El Archivo Real :: Las Leyes Vigentes-